Tipos de mochilas portabebés que tenemos

Hola,

 

Hoy quiero hablaros de los tipos de mochilas portabebés que tenemos disponibles en nuestra tienda online a partir del 1 de Octubre.

Sobre todo y lo más importante, cuando buscamos una mochila para comenzar el porteo con nuestro peque debemos ver que la postura sea ergonómica. Hay muchas mochilas de conocidas marcas que se venden en grandes superficies y no son adecuadas para el porteo aunque se vendan como lo mejor del mercado. La postura del bebé no es ergonómica, se suelen conocer por el nombre de colgonas. Aquí os muestro un ejemplo visual para que puedas entenderlo mejor.

 

Como ves claramente, la postura colgona no es la adecuada. El bebé apoya todo su peso sobre la zona genital y la espalda está forzada al tener una postura totalmente recta. Además el reparto del peso sobre el porteador se realiza únicamente sobre los hombros llegando incluso a molestar y dar dolores de espalda. Si tu bebé permanece mucho tiempo sobre este tipo de mochilas puede presentar dolor e irritación, además el uso continuado de este tipo de mochilas puede acarrear problemas para tu peque como el aumento de aparición de displasia de cadera.

 

Las mochilas ergonómicas en cambio adoptan una mayor comodidad tanto para el bebé como el porteador. A continuación voy a realizar un resumen de los beneficios que tienen las mochilas ergonómicas y como diferenciarla:

  • La posición de sus piernas: Para saber si se trata de un portabebés ergonómico debemos observar si la postura de nuestro bebé es en forma de ranita o en forma de M.
  • La posición de la espalda: La posición natural de un bebé es en forma de C. Esta posición se adoptará de forma natural cuando porteamos con una mochila ergonómica.
  • La posición de la cabeza: Las mochilas portabebés nos facilita una buena sujección de la cabeza de nuestro pequeño. Si es muy pequeño quedará recogido dentro de la mochila y si es un niño más grande tenemos la posibilidad de adaptarle una capucha que le recogerá la cabeza y evitará que ésta se vaya hacia atrás (no todas las mochilas ergonómicas tienen capucha).
  • La posición del bebé con el porteador: Como observarás el bebé queda adherido al cuerpo del porteador. Tu bebé quedará protegido y seguro en una postura de contacto y abrazo hacia el porteador.
  • El reparto del peso: El peso queda adherido al cuerpo del porteador, esto evitará dolores de espalda y posiciones forzadas. El mayor peso recae sobre las caderas, aunque también se reparte sobre los hombros y la espalda. Este reparto equitativo evita que forcemos la postura y al mismo tiempo trabajamos para fortalecer la espalda.

 

En nuestra tienda online encontrarás un montón de mochilas portabebés adecuadas para el porteo, totalmente seguras para tu peque y cómodas para el porteador.